Las piezas de ajedrez

¿Cuáles son las piezas de ajedrez?

En el juego de ajedrez ambos jugadores cuentan con 16 piezas cada uno, 8 blancas y 8 negras. Las primeras piezas en moverse generalmente son los peones. Estos primeros movimientos son muy importantes en el transcurso de la partida, por eso la aperturas en el ajedrez son tan valiosas.

Te vamos a explicar cuáles son las 6 figuras del ajedrez:

El Rey

El Rey es una figura única. Sólo tenemos una. Él es el líder y la cabeza del ejército que conforman las piezas de ajedrez. Aunque parezca extraño, es la pieza más débil de todas. Sólo se mueve una casilla por turno y es muy poco flexible. Su misión es protegerse y evitar que le declaren un Jaque Mate.

La dama

Reina sólo hay una y es la pieza más poderosa. Puede moverse en todos los sentidos (horizontal, vertical y diagonal) y de lado a lado del tablero siempre y cuando no se encuentre con piezas enemigas o aliadas por el camino. Los jugadores tratan de evitar su captura al máximo, pues es tan poderosa, que perderla puede desequilibrar toda una partida.

El alfil

Esta es la pieza del ajedrez que únicamente se mueve en diagonal. No puede moverse ni horizontalmente ni verticalmente. Un alfil se moverá siempre sobre color blanco, y otro sobre negro.

El caballo

Simboliza al ejército de caballería. Su flexibilidad de movimientos puede ser determinante en ciertos momentos de la partida. Su movimiento es el famoso en «L».

Los caballos que dominen el centro del tablero otorgan un gran poder a su jugador. Su versatilidad le hace enormemente poderosa y muchas veces imprevisible. Tenemos dos caballos por jugador.

Torre

La torre es una gran aliada sobre todo para estrategias defensivas. Puede cambiarse la posición con el Rey para proteger mejor al monarca, en lo que conocemos como «enroque»: Cada jugador tiene dos torres y sólo se pueden mover en horizontal o vertical, nunca en diagonal.

Son poderosas sobre todo al final de la partida, para acorralar al Rey enemigo.

El peón

Los peones representan a la infantería de un ejército militar, de hecho simbolizan al soldado de a pie al ir andando o caminando. Quizá por ello tienen un movimiento tan limitado y poco flexible. Una línea de peones que no esté bien planteada puede ser un incordio para el propio jugador. Eso sí, un muro bien situado en el centro del tablero es muy potente como estrategia defensiva.

El peón que llegue al final del tablero, podrá coronarse y convertirse en Dama o Reina.

 

Comparte este contenido en tus redes sociales, gracias! 🙂
error

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.